Mi experiencia en Poemas by Hermanos Padrón

Poemas by Hermanos Padrón
Foto extraída de Google Maps

El pasado febrero, probé por primera vez el menú degustación del restaurante Poemas by Hermanos Padrón. Mi experiencia se puede resumir como un viaje al pasado y al futuro, a la vez y a través de sabores elegantes y de una calidad suprema.  Desde la llegada, a través del icónico hotel Santa Catalina, hasta el trato del personal, sientes que estás siendo usuario de un servicio exquisito. En estas líneas te cuento con absoluta honestidad, mi paso por el Poemas. 

Si eres foodie, vives o estás de visita en Las Palmas de Gran Canaria, y te apetece vivir un restaurante de Estrella Michelín, quizá a través de mi experiencia te ayude a saber qué esperar y cómo disfrutarlo mejor.  Y por ir haciendo boca, te contaré que en este espacio encontrarás sabores delicados y amables, texturas divertidas y alguna que otra sorpresa. Mi parecer sobre el ambiente y los platos, acompañados de algunas recomendaciones personalesCabe aclarar, que no soy crítica gastronómica, ni periodista, solo una ciudadana que disfruta de la gastronomía con su propio filtro de la realidad. Espero que te guste. 

El ambiente

Nosotros hicimos la reserva a las 19:00. Previo vermut en el piano-bar del hotel, entramos al restaurante, de ambiente solemne, ligeramente oscuro, discreto, con sus lamparitas alumbrando cada mesa. No me habría sorprendido encontrarme en una esquina del salón, a Winston Churchill mordiendo un puro, con el entrecejo fruncido y su sombrero de copa. Es como viajar a otra época. Y allí nos sentamos, estos dos Fitzgerald de pueblo, un poco fuera de su medio. Y la sensación nos acompañó todo el pase, porque el personal de sala está pendiente de ti en todo momento: si te falta agua, si la mesa está sucia, etc. 

Si te gusta conocer cómo se ha elaborado cada plato, esta es tu experiencia. Te lo explican con un cariño y un conocimiento, que te hace valorar y disfrutar cada bocado. Se nota que hay un gran equipo trabajando para que personas como tú o como yo podamos disfrutar de este menú degustación de recetas clásicas y recientes.  Recuerda que, si vas a pedir champán o vino, no está incluido en el precio del menú, por no saberlo nos llevamos una desagradable sorpresa, apaciguada en parte por las burbujitas del cava que estuvimos tomando. 

Mi recomendación: haz tu reserva para celebrar un día especial, como cita romántica o como regalo para disfrutar con algún familiar querido. Organiza todo el día alrededor de este evento, porque estarás unas cuatro horas seguidas sentado, y aunque las raciones no sean muy grandes, terminas bastante lleno.

Los platos

Además de los siguientes, probamos la empanadilla de gamba roja (en realidad, la probó mi pareja, porque no soy muy amiga de las gambas). Me dijo que encontró un sabor potente a mar, le encantó. El menú se compone de entrantes, principales y postres. La mantequilla que nos pusieron al principio estaba de vicio. Aquí van algunos de los platos que probamos: 

Brioche frita con brandada de bacalao y caviar

El brioche de bacalao me pareció un bocado exquisito. Soy una gran fan de los buñuelos de bacalao y esta es una versión elevada, con un brioche esponjoso, que crea un contraste dulce con el salado del bacalao y el caviar. A mi pareja no le gustó tanto como a mí, le pareció una textura demasiado densa. Ya ves, opiniones opuestas.  La mejor parte del brioche de bacalao es que es tanto delicioso como nutritivo. El bacalao está lleno de proteína y ácidos grasos omega-3.

Bocadillo de rabo con mayonesa de pimienta fermentada

Uno de sus platos estrella. Una deliciosa especialidad que sin duda te dejará con un buen sabor de boca, en todos los sentidos. Es de los platos con más power que probamos. El favorito de mi acompañante (el mío lo encontrarás si sigues leyendo).  Puro umami en un bocado tierno y jugoso. La mayonesa, y en general todas las salsas, me parecieron de una ejecución impecable. 

Turrón de morcilla canaria con praliné de almendras

Este platillo, si no tanto por su sabor, como por su originalidad, me pareció una de las sorpresas de la noche. Un guiño a la cocina canaria con una morcilla en un formato inaudito y una praliné de almendras como tocado. A propósito, eché en falta más presencia de productos canarios y locales, aunque supongo que no es esa necesariamente su propuesta. Los extranjeros que estaban sentados al lado “flipaban” con este plato. 

 

Chipirón, ajo negro y limón encurtido

Un 10 en combinación, textura y sabor, en equilibrio perfecto. En general, me pareció que el punto y el tratamiento de los pescados fue excelente en cada plato. Es cierto que no salí del restaurante con la sensación de haber redescubierto la pólvora, no hubo nada que realmente me dejara con la boca abierta. Pero se trata de un gusto personal, quizá en casa nos gustan los sabores más explosivos o teníamos determinadas expectativas. Dicho esto, este plato, un 10.  

Anguila a la “Benedictine”

Si nunca has probado la anguila, este es un buen momento. Otra vez una demostración de destreza en un plato rico, presentado de una forma divertida (ver segunda imagen).  Un plato delicioso que seguramente deleitará tus papilas gustativas. 

Espinaca, crema doble de espinaca y huevas de Trucha

Aquí llega mi favorito. Otra de mis sorpresas fue este plato, sobre todo, porque no me esperaba que un plato de espinacas pudiese dar tanto de sí. Me consta que a más personas les ha sorprendido esto. Delicioso por su sabor y por su combinación de texturas. Muy fino.  
 

Cherne, blanco de cherne y kale frito

El cherne es un pescado estupendo. Probablemente, este sea el plato que me pareció más elegante. Con líneas sencillas, una salsa supersuave y la encarnación de una mezcla entre tradición y respeto al producto, con tendencias más contemporáneas como el uso del kale, rico en vitaminas A, C y K, así como en minerales como el calcio y el hierro. La presentación,  sencilla y limpia.

Pichón asado con cacao

No siendo muy fan de la carne de pichón, por una cuestión de textura,  reconozco que la combinación con el cacao es ganadora y que es un must en los restaurantes de alta cocina como es el Poemas by Hermanos Padrón. 

Postres 

Para terminar, varios toques dulces. No fue mi parte favorita, tengo que reconocer. No me encantó el chocolate dentro del taco de chocolate, caramelo y mezcal, o el chocolate ahumado, Jack Daniels y mandarina. En cambio, me sorprendió gratamente la frescura del postre de pepino, yogur, rosas y trufa y la originalidad en la presentación de los Petits fours (última imagen). Riquísimos.


Y hasta aquí, mi primera experiencia en Poemas y Hermanos Padrón. Si tú también lo has probado, me encantaría que lo compartieses en comentarios (abajo), para enriquecer esta reseña con tu opinión personal.  Sea como sea, mis respetos y felicitaciones a la chef canaria Icíar Pérez  y a todo el equipo, en especial mención al sumiller, que destacó por su profesionalidad y amabilidad. Gracias por acogernos en vuestra casa. Y como decía en el artículo Restaurantes con Estrella Michelin en Gran Canaria 2024mi intención es ir a cada uno de estos aclamados restaurantes y contarles en primera persona mi experiencia personal, compartir mis platos favoritos, precios, etc., que iré publicando en este mismo blog. La aventura promete…

    Beatriz Miranda Armas
    Beatriz Miranda Armas
    https://pipadigital.com
    Profesional del Marketing Digital y fundadora de Pipa Digital. Ayudo a profesionales autónomos, pequeñas y medianas empresas a plantar la semilla de su presencia online.

    Leave a Reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


    El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

    This website stores cookies on your computer. Cookies Policy